TOC! TOC! URIEL ESTA DE CAMINO (FOTOGRAFIA DE FAMILIA Y NEWBORN EN BARBASTRO – HUESCA)

Home / BEBES Y NIÑOS / TOC! TOC! URIEL ESTA DE CAMINO (FOTOGRAFIA DE FAMILIA Y NEWBORN EN BARBASTRO – HUESCA)

TOC! TOC! URIEL ESTA DE CAMINO (FOTOGRAFIA DE FAMILIA Y NEWBORN EN BARBASTRO – HUESCA)

Siempre digo que el cliente fiel no tiene precio… y dice mucho del trabajo de uno mismo

Mi estrecha relación con Laura y Domingo digamos que comenzó a raíz del nacimiento de Mateo, su hijo mayor. Un día llamaron a mi puerta para pedirme que guardara y relatara el primer capitulo del diario familiar que iban a comenzar. Aunque tengo que decir que mi relación con Domingo, el papi, ya venía de nuestra infancia… era como reencontrarnos de nuevo porque en su día habíamos compartido momentos de pupitre y patadas a un balón en el recreo de la Escuela Hogar, actualmente C.P. Alto Aragón de Barbastro. Tengo que reconocer que este reencuentro me hizo mucha ilusión porque durante años nuestros caminos fueron de la mano. A veces, según creces, los caminos se separan… pero de la misma forma que se separan, se pueden volver a encontrar.

Una vez más, iba a escribir un capitulo muy especial de su diario familiar… Uriel estaba a punto de llegar y era algo que había que guardar.

Aunque Laura había tenido un embarazo bastante placentero y se sentía genial, el momento se acercaba y no había tiempo que perder. Hablamos y decidimos que para esta ocasión lo mejor era darle cancha al travieso Mateo y realizar la sesión fotográfica en una localización exterior. En esta época del año, si eliges bien el lugar y el momento del día, hay rincones que la luz los convierte en mágicos y mi manera de trabajar con papis y niños hacen el resto. Buscaba ese lugar que me ofreciera un escenario de “batalla” donde poder explotar el momento juguetón y guerrero que vive Mateo. Un lugar que me ofreciera una luz cálida y que a la vez me dejara jugar con ella por como envuelve sus diferentes rincones… tras pararme a pensar, tenía el sitio ideal. Barbastro, capital del Somontano, vive rodeado de monte e islas boscosas que ofrecen un paisaje rural increíble, en especial las lomas y barrancos del Monasterio del Pueyo.

El lugar era perfecto, la luz a esa hora del día tenía esa magia que yo buscaba… solo quedaba abrir la maleta, coger mi cámara y con buena letra y dosis de mi espíritu infantil tratar de relatar, guardar y transmitir un capitulo más del diario de esta familia con la que tan a gusto me siento cuando los tengo frente a mi. Además y como ingrediente importantísimo, la sesión prometía… miraba a Mateo y le notaba esa mirada traviesa e inquieta que siempre me gusta detectarle a los niños. Esas miradas logran que mis trabajos hablen por si solos sin necesidad de tenerles que dar forma.

Como siempre hago, deje que los elementos combinaran al azar y me deje llevar para volver a disfrutar intensamente de una sesión en familia en un momento tan especial… espero que os guste.

 

Deja un comentario

Dime qué buscas...